Francisco Egas revela que Jürgen Klinsmann ‘casi firma’ y que otros le dijeron ‘no’ por la Selección

Compartir:

El 1 de enero de 2020 es la nueva fecha anunciada por Francisco Egas, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), en que la Tricolor de mayores “tendrá trabajando” oficialmente a un seleccionador, quien ya fue escogido mas no revelado. Esto, en el marco de un dilatado proceso de contratación del DT en el que a la Ecuafútbol se le cerraron puertas e incluso el alemán Jürgen Klinsmann dio marcha atrás a un acuerdo que estuvo “a pocas horas” de ser suscrito.

Algunos detalles respecto de la elección del próximo estratega de la Tri –que tiene al argentino Jorge Célico como interino desde agosto, tras la salida del colombiano Hernán Darío Gómez– fueron compartidos ayer por el mismo Egas, en un encuentro con la prensa en el que se mostró abierto a cuestionamientos y reconoció que hasta ahora hubo “problemas de comunicación” en la relación de la FEF y los medios.

Conversamos con otros entrenadores (luego de la negativa de Jürgen Klinsmann) que ni nos querían oír: ‘Yo a Ecuador no voy’. ¡Cómo nos verían en el exterior!

“Residirá acá (en Ecuador) y estará en los estadios (atendiendo a juegos del balompié nacional)”, adelantó Egas respecto del flamante técnico de la Selección, en cuya designación tuvo “incidencia directa” el nuevo director deportivo de la Ecuafútbol, de quien tampoco se reveló el nombre y cuyo cargo fue creado por la actual administración de la entidad.

De acuerdo con Egas, el entrenador con el que la FEF busca “encaminar” a Ecuador en un nuevo proceso integral irá “más allá de llegar o no a Catar”, el Mundial del 2022 cuya eliminatoria la Tri “competirá con limitantes” al ser el único equipo de Conmebol sin un entrenador oficial a cargo, cuando restan tres meses para el debut frente a Argentina.

‘Se perdió tiempo’

A modo de autocrítica, Egas reconoció que la FEF “perdió un poco de tiempo” en la contratación del seleccionador nacional, por las negociaciones con el germano Klinsmann que no llegaron a un buen puerto.

El directivo, quien admitió que “Klinsmann era la persona que elegimos”, dijo sobre el exseleccionador de Alemania y EE. UU. que habían quedado “gratamente impresionados” en las conversaciones con él, que permitieron levantar un documento contractual de 24 hojas, texto que contenía diversos aspectos, entre estos comerciales y el de la relación del alemán con la prensa.

“Teníamos muy avanzado el tema (la negociación). Estábamos a horas de que fuera firmado el contrato”, lamentó Egas, antes de señalar su ‘error’ de dar fechas del anuncio oficial del nuevo seleccionador.

A criterio del dirigente, Klinsmann repensó sus condiciones contractuales luego de la movilización nacional de octubre pasado y la estrepitosa caída de Ecuador (1-6) en el último amistoso con la Albiceleste en Elche (España).

Competiremos con limitantes (a lo largo de la eliminatoria sudamericana al Mundial del 2022). Apuntamos a estar en el camino correcto, más allá de llegar o no a Catar.Francisco Egas, presidente de FEF

“Nos pidió (el alemán) que todo su cuerpo técnico pudiera vivir fuera de Ecuador, pues no veía necesario que estuvieran aquí. Quería tener la posibilidad de pasar sus días libres en casa, en Estados Unidos, donde nos decía que era el único lugar en que puede estar tranquilo sin ser abordado por fanáticos que ni en Alemania le permiten caminar libremente, ni se diga entonces en Ecuador”, detalló Egas respecto de la exigencia del estratega, hoy al frente del club Hertha de Berlín. “¡Cómo nos verían en el exterior!”.

Aquella cláusula, siempre según el principal dirigente de FEF, no iba acorde con “el proyecto” del organismo deportivo, quien aspiraba a contar con un seleccionador de mayores que además “se fijara en el trabajo de las divisiones juveniles y en el desarrollo de nuestro fútbol en general”.

Una de las cláusulas que solicitaba Klinsmann en su contrato, según Ecuafútbol, era que si Ecuador no alcanzaba las semifinales de la Copa América 2020 –que se realizará en Argentina y Colombia entre junio y julio–, el germano podría renunciar al cargo sin reparos.

‘Ni nos atendían’

Si bien Egas reconoció la pérdida de tiempo con Klinsmann, señaló que aquella negativa le permitió a la FEF repensar por dónde podría encaminarse la designación del nuevo estratega, toda vez que otros entrenadores con los que se reunieron los dirigentes del balompié nacional ni siquiera accedieron a escuchar ofertas de Ecuador.

Los argentinos Matías Almeyda, Mauricio Pellegrino y Gabriel Heinze fueron algunos de los estrategas con los que se intentó contactar la Ecuafútbol. La respuesta: “No, no y no”. Ni a escuchar ofertas: “Yo a Ecuador no voy’; ni querían oír”.

“Fue entonces cuando decidimos que no solo debíamos ir en busca de un director técnico, sino de todo un equipo de trabajo; principalmente con la contratación de un director deportivo que fuera más atractivo a un entrenador”, dijo Egas. “Hoy ya tenemos un orden (a nivel de federación deportiva), una estructura; y entendimos que lo concerniente a la selección nacional no es algo que se puede trabajar en silencio”.

El español Fernando Hierro, exseleccionador de la Roja, y el gaucho Santiago Solari, antes director técnico del Real Madrid, fueron otros de los profesionales que buscó la federación ecuatoriana, sin éxito.

“El tema iba más allá de un asunto económico”, puntualizó Egas en el conversatorio.

Proyecto a largo plazo

“No se trata de resignar sueños ni objetivos, pues iremos a pelear”, exteriorizó Egas respecto del papel de Ecuador en la eliminatoria sudamericana a Catar 2022 y su relación con el proyecto “a 10 o 20 años” de la federación nacional de fútbol.

En este marco, indicó que “poner en escena a once jugadores (en una cancha) conlleva toda una gestión detrás” y que “no se trata de renunciar a una cosa en beneficio de otra, sino de trabajar paralelamente”.

Es en este lapso en el que Ecuador apunta a ser sede de la Copa América del 2024, torneo del cual Egas aportó detalles.

“Nos toca (a Ecuador ser anfitrión del ‘torneo de fútbol más antiguo del mundo a nivel de selecciones’). Pero la Conmebol nos ha dicho que esperemos a ver cómo sale la edición del 2020 (la primera con sede en dos países, además de un formato distinto al de anteriores ediciones). El asunto pasa por ver si se realiza de forma conjunta (la próxima) o si Ecuador la alberga solo. En todo caso, nuestro país tiene preferencia si bien habría que reformar tres o cuatro estadios y movernos rápidamente, pues al momento no podríamos ser sede de la Copa América”, dijo Egas.

Árbitros, en observación

El titular de la Ecuafútbol anunció que el organismo rector del balompié nacional alcanzó un acuerdo con la Liga de México para que, mediante procesos de FIFA, se capacite al cuestionado arbitraje del país.

“Yo lo que veo es una Comisión de Arbitraje (de la FEF) aturdida, tratando de organizarse en medio de palos y con árbitros a la defensiva”, exteriorizó Egas sobre el referato.

“Necesitan ayuda, pues falta información, capacitación; pero al arbitraje lo cambiaremos con el tiempo”, agregó.

Dirigentes de clubes y futbolistas manifestaron sus molestias en los últimos meses por las decisiones arbitrales en la LigaPro y Copa Ecuador, a tal punto que en el organismo profesional de los clubes de la serie A se analiza el convenio con la Federación Ecuatoriana de Fútbol respecto de la asignación de los árbitros. “Existe una dualidad, pero estamos trabajando por acercarnos más con LigaPro”, finalizó Egas. (D)

Fuente: www.eluniverso.com

Compartir:

Attachment

Dejar un comentario

(required)

(required)