Enderica amplía sus horizontes con la dirigencia

Compartir:

A sus 27 años el nadador cuencano de aguas abiertas combina sus entrenamientos diarios con las responsabilidades como miembro del directorio de Federación Deportiva del Azuay.

Y de pronto la vida de uno de los mejores nadadores del Ecuador tuvo un complemento: la dirigencia deportiva, una  actividad que ya la desempeña y que le motiva a plantearse nuevas metas en esta faceta administrativa.

El desempeño de nuevos roles  ingresó en la agenda de Iván Enderica Ochoa y lo considera oportuno para devolver lo alcanzado a las nuevas generaciones del deporte a través de su gestión.

Hace algunos meses Enderica fue electo por los deportistas de la provincia como su representante ante la Federación Deportiva del Azuay, FDA, y fue electo como primer vocal del directorio. Desde entonces su rutina diaria ha cambiado.

Su jornada arranca con los entrenamientos habituales en la piscina Olímpica de El Batán y luego acude a la FDA para reuniones administrativas y diálogos con sus representados. También preside  ruedas de prensa, como la de ayer, en la que los deportistas Miguel Armijos y Andrés Cabascango fueron los protagonistas.

Reacciones
“La vida dirigencial la asumo con mucha responsabilidad”, dice el 11 veces campeón del Cruce del Lago San Pablo.
“Es un compromiso que tengo con todos mis compañeros del deporte azuayo. Todo lo que hago tiene que ir encaminado al deporte. Me encanta viajar y competir, pero siento que poco a poco debo empezar a devolver lo invertido en mi carrera deportiva. Ayudar a mis compañeros será el objetivo”, agrega
Sus objetivos como dirigente son claros y asegura que en el futuro le gustaría “ser presidente de mi Federación” porque es parte de  muchas metas que aún las quiere cumplir.

“Como deportistas  cada vez se buscan retos más grandes para ganar medallas y darle alegrías al país, y como dirigente será igual, aunque ya se engloban todos los deportes”, remarcó el especialista en las pruebas de aguas abiertas.

El liderazgo en su rol como administrador motivó a Iván Enderica a ‘dar una mano’ a la Federación Deportiva Estudiantil del Azuay, pues al conocer que no se iban a realizar los campeonatos interescolar e intercolegiales de natación, decidió hacerse cargo de la organización.

Ayer dirigió el congresillo técnico y dejó todo a punto para el cumplimiento de los torneos a disputarse en la piscina de El Batán.
“Estos torneos son muy importantes que se desarrollen porque es ahí donde se cumple con la masificación y salen los futuros campeones. No soy miembro de la (Federación) Estudiatil, pero me gusta colaborar con todo lo relacionado al deporte, en especial con la natación”, manifestó.

Pero el multifacético Enderica no se queda quieto y recuerda sus otras responsabilidades: también está en focado en la enseñanza del deporte y por eso, en la escuela de natación que lleva su propio nombre, se ha convertido en entrenador y ya empezó a tener sus frutos a nivel internacional.

Sus pupilos consiguieron la medalla de oro en el Sudamericano Juvenil, con dos récords incluidos del nadador cuencano Felipe Jaramillo; así como la obtención con el club Poseidón del título nacional en la última edición de la Copa Tomebamba de Natación que se efectuó semanas atrás en la piscina olímpica de El Batán. (D)

Fuente: www.eltiempo.com.ec

Compartir:

Attachment

Dejar un comentario

(required)

(required)