Problemón Coutinho: sentenciado pero con una ficha de 13,5 millones

Compartir:

Coutinho es un problemón para el Barça. Lo era antes de la debacle de Liverpool, pero se agrava su complejidad tras el ya histórico 4-0, del que pocos jugadores salen peor parados que el brasileño, desaparecido, destensado, como si no conociera el ambiente de Anfield, inevitablemente condenado de cara al futuro.

Cualquier intento de fichar un jugador potente para el ataque pasa por la salida del brasileño, tanto por poder acometer una operación de alto coste con lo que se ingrese de su venta como por liberar su alta ficha, 13,5 millones netos. Un jugador a la baja y que visto su rendimiento se ha depreciado considerablemente. Partiendo de la base de que su fichaje ya se ejecutó en unas condiciones nada propicias para el Barça, completamente inflacionado.

El Barça venía trabajando en las últimas semanas en un escenario más propicio que el actual. Porque la perspectiva de acudir al mercado como campeón de Europa, tras haber ganado la Liga, y por tanto sin obligación por encontrarle equipo, era más favorable. Si salía, bien. Si no, con la vitrina llena, se podía admitir otra temporada.

Pero su rendimiento no permite otra oportunidad, otra campaña más. Con parte del Camp Nou en su contra, por mucho que Messi recriminara al público sus pitos, su situación es inempeorable. Está sentenciado. Es el gran perjudicado por la noche de Anfield, aunque con el 7 lloviera sobre mojado, porque no dejó ni rastro tampoco en la ida.

Tras un medio año ilusionante, de enero a mayo de 2018 (diez goles y doblete, sin poder jugar Champions), en su primera campaña completa nunca ha llegado a alcanzar un nivel óptimo. Suplente habitual cuando la MSD estaba disponible, incapaz de reivindicarse con las lesiones de Messi y Dembélé, contados fogonazos, prácticamente nunca decisivo. En Liga lleva un gol en los últimos 22 partidos. En Champions cerró la goleada al United, marcó al Lyon y también en Wembley.

El fichaje más caro de la historia del Barça, 120 millones más 40 en variables, son una losa que la dirección deportiva azulgrana tendrá que tratar de corregir. Su destino natural sería la Premier, donde jugó cinco temporadas y media con el Liverpool, 201 partidos y 54 goles.

Fuente: www.marca.com

Compartir:

Attachment

Dejar un comentario

(required)

(required)